Maldita demo, bendita demo

En un proyecto tradicional sólo hay un intento. El desarrollo ha pasado por sus distintas fases (analisis, diseño, programacion, testing) y cuando estan todas las piezas se juntan y se mandan al cliente. Todos los problemas de integracion se encuentran y resuelven al final o casi al final de todo el proceso.

A mi entender, la agilidad intenta convertir un gran problema que ocurre puntualmente  en una simple molestia rutinaria. Esto ocurre con la integracion continua y esto veo que ocurre con las demos al final del sprint.

– Obliga a los desarrolladores a mirar todo lo que se ha hecho desde el inicio del sprint y verificar que efectivamente sigue funcionando
– Cuando se desarrollan librerias cliente junto con aplicaciones, es momento de cerrar versiones de esas librerias
– Si el sistema de integracion continua no está al 100% es el momento de juntar todos los ficheros necesarios en paquetes funcionales.
– Los desarrolladores son los que van a mostrar el software por lo que tienen una atención especial en que todo funcione
– El tema estético se mira a fondo. Esos iconos que no se ven bien, ese texto que está mal escrito…. En condiciones de desarrollo normal no sé por qué pero nos solemos centrar más en hacer las funcionalidades nuevas que en temas esteticos pero cuando hay que enseñarlo la historia cambia.

A nivel informativo, estas demos son tambien muy utiles. Como dice el manifiesto: el software que funciona es el mejor medio de enseñar el avance. Esto implica que:

– La gente no implicada en desarrollo ve en qué punto está el desarrollo y su forma, usabilidad,… y puede aportar ideas
– Los propios desarrolladores que han hecho librerias concretas es posible que no hayan visto el software completo con su interfaz hasta este momento.
– Los problemitas esteticos saltan más a la vista que en el momento de desarrollo
– El famoso “efecto demo”. No hay nada como enseñar algo para que ese algo falle. Murphy tendrá algo que ver seguro. Pero claro, mejor que ocurra en la demo que una vez vendido, cerrado el proyecto y usandolo el cliente.

El mejor momento para hacerlas es el viernes por la mañana. Es momento de tensión pero una vez terminada, el lunes se empieza sintiendose realizado y con ganas de empezar el nuevo sprint. Recomiendo usarlo para hacer algun cursillo interno despues de la demo. Tiene que ser un dia distinto e intentar hacerlo más distendido que los del resto del sprint. Ya se sabe, si se hace sprint continuamente se convierte en un jogging.

Donde trabajo sólo hemos hecho un par de sprints completos con demo incluida pero estamos viendo la utilidad de estos ciclos y los iremos mejorando poco a poco.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: