Monthly Archives: abril 2010

Preparados,¡ FUEGO !, apunten…

Estoy leyendo un pequeño libro de Tom Peters. Está definido como el gurú de los gurús en temas empresariales. Ha escrito libros como “En busca de la Excelencia”  y “Triunfar sin que tu jefe te estorbe” de ediciones nowtilus. Entre las muchas cosas que defiente de las que ya hablaré (espero) en un futuro post, habla del concepto “Preparados, ¡FUEGO!, apunten…”. (Ready, FIRE!, Aim en inglés). Lo que defiente en estas tres palabres es el  actuar antes de tener todo definido. Preparar un poco, actuar y mejorar después.

Aplicandola a la creación de software se puede aplicar en varios ámbitos, todos relacionados con la agilidad.

Desarrollo: Preparados, ¡FUEGO!, apunten… Prepara el test, haz que funcione, refactoriza… En esto se basa el testeo unitario y el Test Driven Development. Este es el ritmo más básico en el desarrollo software. Con estos pequeños pasos se realiza software que funciona con baja probabilidad de producir bugs.

Analisis: Preparados, ¡FUEGO!, apunten… Analiza un poco, implementa, mejoralo… En ocasiones no se puede hacer un analisis completo, sobre todo cuando el ámbito del problema es muy abstracto y/o complejo. En esos casos, se define una ventana temporal para el analisis, digamos 15 minutos. Si el tiempo llega a su fin se elige la mejor opción barajada hasta el momento. Una vez esté implementado ya se tiene un ambito más concreto y un elemento sobre el que trabajar que se puede ir mejorando mediante refactorización.

Gestion del proyecto: Preparados, ¡FUEGO!, apunten… Pequeña planificación, pequeña implementación, revisión….  Esta es la base del desarrollo iterativo usado por ejemplo en SCRUM. Se elige un conjunto de requerimientos, se implementan y se revisa lo implementado. A partir de un prototipo o una implementación parcial se puede obtener un software mucho más completo y preciso que haciendolo todo a la vez.

Todo esto que hemos visto proporciona una motivación y unas herramientas para una acción rápida y efectiva en un ambito complejo. El detenerse para tener todo claro,analizado y cerrado podría significar un cambio del entorno o peor aun,  la perdida de la oportunidad de realizar el proyecto.